Año Jubilar de los Mártires a 40 años después del martirio de San Óscar Romero.

«El martirio es el mayor testimonio de la fe, pues reproduce fielmente a Cristo, al entregar la propia vida para que otros tengan vida en abundancia» (cf. Jn 10, 10), subraya el mensaje de la Conferencia Episcopal de El Salvador, en preparación para el Año Jubilar de los Mártires, 40 años después del martirio de San Óscar Arnulfo Romero.

El mensaje indica las fechas en que se celebrarán los mártires nacionales: 12 de marzo, 43 aniversario del martirio del p. Rutilio Grande; 24 de marzo, 40 aniversario del martirio de San Oscar Arnulfo Romero; 14 de junio, 40 aniversario del martirio del p. Cosme Spessotto. Seguido el 31 de julio, 1 y 2 de agosto, la gran peregrinación a Ciudad Barrios, el lugar de nacimiento de San Oscar Arnulfo Romero, y el Congreso Nacional sobre los mártires.

«Los mártires dieron sus vidas y nos acompañaron en nuestra peregrinación de fe. Queremos escuchar su voz y al mismo tiempo queremos hacernos eco de esa voz. Por lo tanto, y en nuestra calidad de pastores, pedimos respetuosamente a la Asamblea Parlamentaria que promulgue una auténtica «Ley de reconciliación nacional» para hacer justicia a las víctimas, conocer la verdad y definir el resarcimiento», dicen los obispos.

Al pedir justicia para la población, los obispos también piden «un nuevo sistema de asistencia para las pensiones« y la aprobación definitiva de la «Ley General de Aguas», que garantiza a todos los ciudadanos salvadoreños el derecho al agua . «El agua es un bien público, por lo tanto, debe ser administrado solo por el estado», escriben los obispos que invitan a la población «a hacer uso de su derecho a la participación democrática y hacer oír su voz en las redes sociales, enviando la mayor cantidad posible mensajes a los diputados, pidiéndoles que, de acuerdo con su mandato constitucional, legislen sobre cada uno de los puntos indicados, a favor de las personas que los eligieron y en defensa de los derechos de los más pobres».

Finalmente, los obispos expresan solidaridad con los migrantes y piden respeto por sus derechos.


Fuente: Agenzia Fides.

163
Compartir es vivir!