Los Obispos: “en Chile hay una gran diversidad de opciones y opiniones, pero su vocación es la unidad y su camino es la paz”.

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, en vista del plebiscito del próximo 25 de octubre, invita “a la ciudadanía a informarse adecuadamente sobre esta importante decisión para la vida democrática de Chile, a discernir en conciencia procurando el mayor bien para la sociedad en su conjunto, y a participar con confianza concurriendo con el voto”.

En mensaje publicado ayer 9 de octubre, se recuerda que con la consulta electoral del próximo 25 de octubre los chilenos deberán decidir si aprobar o rechazar la propuesta de elaborar una nueva Constitución, que es la ley fundamental que determina los principios sobre los cuales se funda el régimen político y social de la nación, por lo que tiene “una enorme relevancia para la sociedad y la vida de los habitantes del país”.

“Tomar parte en las decisiones electorales es una responsabilidad que nos corresponde asumir a cada persona, en forma libre e informada” subrayan los obispos, citando e este sentido algunos puntos de la nueva carta encíclica del Papa Francisco, “Fratelli tutti” (hermanos todos) y reiterando que: “la participación política es un asunto de gran relevancia para quienes adherimos a la enseñanza social que la Iglesia propone, desde el evangelio de Jesucristo”.

“El respeto a la vida y la dignidad de cada persona, la promoción de la justicia y la solidaridad para superar las brechas socioeconómicas y culturales, y el amparo y protección a los grupos más vulnerables, son, entre otros, valores indispensables en la vida de un pueblo. Por eso no podemos ser indiferentes frente a el ejercicio de la responsabilidad cívica a la que somos convocados”, afirma el Comité permanente.

Luego los obispos esperan cordura y responsabilidad cívica en estos días “en beneficio de la paz social y de los más desprotegidos de nuestra sociedad”, invitando a salvaguardar el derecho a las expresiones pacíficas y resguardar el cumplimento de las normas sanitarias. “No abramos espacios a la violencia, que sólo trae más dolor”, agregan.

Por otro lado, invitan a las autoridades y líderes del país, a actuar unidos y comprometidos en este proceso democrático, de manera que nadie se sienta amenazado o excluido. “Así como la paz social es fruto de la justicia, atender las demandas sociales también exige un liderazgo responsable y con altura de miras en una convivencia cívica, fraterna y dialogante. En Chile hay una gran diversidad de opciones y opiniones, pero su vocación es la unidad y su camino es la paz”.

El mensaje por último pide a las comunidades un intenso tiempo de oración al Señor “para que este proceso se dé en un clima de confianza y de seguridad para todos” y que las necesidades de quienes más sufren estén a la base “de las decisiones que tomaremos”.


Fuente: Agenzia Fides.

28
Compartir es vivir!