Misiones de verano se están realizando en las islas de Quehui, Chelín, y en la Parroquia Apóstol Santiago de Castro.

“La única recompensa del misionero es de poder gastar la vida haciendo que Cristo sea conocido y amado por todos”.

Desde el 06 de Enero hasta el 15 de Enero se están realizando las misiones de verano en la Isla de Quehui, en la Comunidad de Peldehue y Los Ángeles, y en la Isla de Chelín. Las misiones lo realizan un grupo de 10 misioneros acompañados por las Hnas. Paula Díaz y Paulina Bravo, quienes pertenecen a la Congregación Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia. Algunos de los misioneros se han quedado en Castro en la Parroquia Apóstol Santiago donde realizaron tres días de formación para agentes pastorales sobre la animación en la Liturgia y luego se unieron a los demás en las islas.

La experiencia sigue siendo de mucha entrega, de compartir lo propio y sobre todo la fe y el amor al Señor, han sido días de lluvia intensa y frio, pero nada de eso ha entorpecido para seguir llevando a todos la Buena Nueva.

Durante estos días se realiza la visita casa a casa, compartiendo con las familias y momentos de oración en sus hogares, además, por las tardes se desarrollan actividades con los niños y adultos. El objetivo de la misión es continuar reavivando y fortaleciendo la fe y el trabajo en comunidad, reconociendo que todos somos parte de ella y que somos convocados para seguir acrecentando el Reino de Dios.
Hnas. Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia.


previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
previous arrownext arrow
Slider

Fuente: Conferencia Episcopal de Chile.

6
Compartir es vivir!