PROPAGACION DE LA FE

La Obra Pontificia de la Propagación de la Fe fue fundada en Lyon – Francia, por Paulina Jaricot en el año 1822.
Ella desde muy jovencita sintió que Dios era su testigo; Jesucristo, su modelo y María su apoyo. Como laica profundamente comprometida, comprendió la imperiosa necesidad de ayudar espiritual y materialmente las misiones en todo el mundo. Su gran iniciativa fue organizar las primeras colectas que iban en ayuda de las misiones de China e India. Así, comenzó a nacer la Obra de la Propagación de la Fe.
El 3 de mayo de 1922, su Santidad Pío XI, el Papa de las misiones, le otorgó a esta Obra un Estatuto Pontificio, conviertiéndose de esta manera en el organismo oficial de la Iglesia para la COOPERACIÓN MISIONERA.

¿A quiénes se dirige ?
A todos, niños, jóvenes, adultos y ancianos que quieren tomar conciencia de su real y verdadero compromiso con la misión universal.