Segunda semana de Adviento!

Oración para el momento de encender la Vela: 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

(Encender la segunda vela)

Nos ponemos en la presencia del Señor, frente a la corona de adviento y le pedimos que esté con todo su amor en medio nuestro, cantando:

Ven, ven Señor, no tardes.

Ven, ven Señor no tardes,
ven, ven que te esperamos,
ven, ven Señor no tardes,
ven pronto Señor.

El mundo muere de frío,
el alma perdió el calor,
los hombres no son hermanos,
porque han matado el amor.

Ven…

Reflexionamos en silencio sobre el servicio, el que nosotros hemos prestado a los demás y el que otros nos han prestado a nosotros.

Se da la palabra para que alguien pueda compartir su experiencia (uno cuenta el propio servicio y otra sobre el servicio recibido).

Escuchemos el relato del evangelio, en el que se nos narra la visita de María a su prima Isabel.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 1, 39-45.

En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!

Palabra del Señor.

Respondemos:
¿Qué puedo hacer para que mi servicio se parezca al de María?
Cuando alguien me sirve ¿soy amable, agradecido/a y alegre como Isabel?

Peticiones:

A cada petición decimos: Ven Señor Jesús y danos tu paz. (Libremente cada uno expresa su petición por los cinco continentes).

Terminamos: Rezando un Padre Nuestro, Avemaría y un Gloria.

Que la bendición de Dios Todopoderoso descienda sobre nosotros, nuestras familias y seres queridos, sobre Chile, y se quede con nosotros para siempre. Amén.



Fuente: Evangelio de Catholic.net.
Fotos: IAM Jesús Servidor- Peñalolén y Madre Cecilia Lazzeri – La Cisterna.
Comunidad que motiva la oración de esta semana: IAM Arquidiócesis de Santiago.