Congregaciones religiosas y diócesis ponen a disposición sus casas y espacios para los enfermos de coronavirus.

“Chile y el mundo experimentan una seria realidad sanitaria. La propagación del COVID-19 a nivel global, ha cobrado un número lamentable de víctimas y ha dejado en evidencia las necesidades y carencias de los diversos sistemas de salud. Este es un tema que nos involucra a todos y cada uno puede aportar a que este virus, que aqueja a tantos hermanos y hermanas, no se siga expandiendo. Hoy estamos involucrados y vulnerados. Invitamos a las Congregaciones femeninas y masculinas que tengan casas de retiros y que consideran que pueden facilitarlas al Estado, completen los datos que solicitamos para hacer llegar un listado de estas al Ministerio de Salud; ellos se encargaran de ponerse en contacto y dialogar sobre las respectivas condiciones de uso”. 

Esta es la petición que el padre Héctor Campos, OFM Cap., Presidente de la Conferre
(Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile) y la Hna. Sara Romero, MSsR.Secretaria Ejecutiva, han mandado a los superiores y las superioras mayores de los institutos religiosos, a los miembros de la junta directiva, a los coordinadores, coordinadoras de departamentos y comisiones, centros zonales y diocesanos chilenos.

Según las noticias recibidas en la Agencia Fides, la Conferencia episcopal establecerá el diálogo con los alcaldes y los directores provinciales de Salud. Según el Ministerio de Sanidad, el 30 de marzo en Chile había 2.738 casos positivos de coronavirus y 12 defunciones registrados en el país. En respuesta al llamamiento de la Conferre, las congregaciones que han puesto sus casas a disposición para el tratamiento de los pacientes contagiados por el Covid 19, en varias localidades chilenas, son: Hermanas del Buen Pastor, Clérigos de San Viator, Compañía de Jesús, Padres Mercedarios, Congregación de los Sagrados Corazones, Congregación Salesianos, Franciscanas Misioneras de Maria, Hermanos Maristas, Orden Franciscanos Menores (OFM). A los que se suma la disponibilidad del edificio sede de la Conferre.

El Arzobispado de Santiago ha agregado 15 nuevos espacios eclesiales para hacer frente a la crisis de salud y acoger a los enfermos y las personas que viven en las calles. A las cuatro casas ofrecidas a las autoridades la semana pasada, el Arzobispado ha agregado dos de sus edificios institucionales (Vicaría Esperanza Joven y Vicaria para la Educación) y trece infraestructuras parroquiales, para colaborar con el gobierno en la prevención y el control de la crisis causada por la pandemia.

Con una oración de bendición online, el Arzobispo de Santiago, Mons. Celestino Aós, también ha inaugurado el servicio telefónico y de video-llamadas “Estamos Contigo”, que quiere escuchar y acompañar a las personas en la perspectiva de la fe – no solo cristianos -, que están pasando por momentos difíciles debido a la emergencia causada por el coronavirus.


Fuente: Agenzia Fides.

Compartir es vivir!